Comer barato en Japón

en

El otro día te hablé de la comida en el Sanja Matsuri, pero comer solo de festivales no te será posible y menos aún barato. Dicen que el país del Sol Naciente es uno de los países más caros del mundo. Es cierto que en muchos aspectos de su vida diaria lo es, como el transporte, pero se puede comer barato en Japón.

Las cadenas de comida rápida esenciales para comer barato en Japón.

Hay cadenas de comida rápida en las cuales por poco menos de 4 euros puedes sobrevivir comiendo un buen boll de arroz y cecina. Tendrás que localizarlas. Dependiendo de tu presupuesto, también puedes comer ricos platos locales por menos de 10 euros. Si te vas los centros comerciales del centro de Tokio (Choyoda, Akihabara…) sin ser cadena de comida rápida, pagarás más pero la calidad también es superior.

comer barato en Japón comer barato en Japón

 

 

 

 

Comer barato en Japón en los combinis

comer barato en Japón

Puedes ayudarte de los combinis (tiendas 24 horas con “de todo un poco”) para sobrevivir. En cadenas como FamilyMart (mi favorita), Lawson y Seven Eleven puedes comprar comida preparada a bajo precio.

comer barato en Japón comer barato en Japón comer barato en Japón

 

 

 

 

En este orden: Oniguiris. Queso empanado. Bolitas… muy ricas.

Los Supermercados son una buena opción para comer barato en Japón.

Lo más económico son los supermercados, pero en la mayoría de los casos tendrás que cocinar tú para que te salga realmente rentable. En ellos tienes también comida preparada, los famosos “bentos”, esos platos combinados para llevar que cuestan al rededor de unos 3-4€. Personalmente, prefiero antes los de los supermercados que los que venden en los combinis. Pues estos son preparados en el mismo día y dependiendo de la hora puede que estén hasta recién hechos.

comer barato en Japón

Cocinar uno mismo.

Aunque esto va de la mano del párrafo anterior, he decidido ahondar más en el tema. Cuando entras a un supermercado en Tokio dispuesto a comprar multitud de ingredientes para tu cocina te das de bruces con un detalle importante. Ni el packaging ni los carteles del supermercado suele estar en inglés. Así que si tu dominio del japonés escrito es limitado… te va a tocar «prueba y error». Esto también es divertido siempre que no te de una indigestión.

Yo empecé recurriendo a lo básico: pasta con salsa de tomate y atún, para asegurar. Luego ya fui añadiendo cosas raras a la cesta de la compra, unas acertadas y otras… menos acertadas, dejémoslo ahí.

Uno de los placeres de viajar a Japón es, sin duda, la comida. Si vas para unos pocos días, te recomiendo que no recortes presupuesto de aquí y que pruebes todo lo que puedas. La gastronomía japonesa es muy particular y fuera de este país no vas a poder probar los auténticos sabores nipones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *