11 Consejos prácticos para hacer la maleta ¡Empaquetar y viajar!

Ya tienes tus billetes, se acerca el día de salir de viaje y llega el momento clave: Hacer la maleta. Sabes que si se te olvida algo la vas a liar parda y tu viaje no será lo mismo. Por ese motivo hoy voy a hablar sobre cómo hacer la maleta.

hacer la maleta

Lo primero que tienes que preguntarte antes de hacer la maleta es:

¿A dónde vas? ¿Cuántos días? ¿Te alojas en casa de un amigo, apartamento, hotel, hostal…? Las respuestas van a arrojar mucha luz sobre qué echar y qué no echar en la maleta para tu viaje.

1. La check list de lo imprescindible y prescindible

En primer lugar, elabora una lista de necesidades básicas. Personalmente lo que hago son dos columnas, una con todo el tema de higiene personal (la bolsa de aseo) y otra con la maleta en general.

En la lista voy haciendo varias marcas, como imprescindible, prescindible y si lo meteré en la maleta de mano o en la de facturación. Lo bueno de marcar en el listado los prescindible es que en caso de que te falte espacio siempre podrás dejar esas cosas. Esta lista te da una gran ventaja pues tienes la oportunidad de hacerla semanas antes e ir añadiendo o quitando cosas y a la hora de hacer la maleta puedes tenerla cerrada en 15 minutos.

2. Empaquetar haciendo rollos la ropa.

Yo mismo he cuestionado muchas veces el verdadero espacio que te deja esta forma de hacer la maleta. Pero soprendentemente ¡Funciona! Pon varias camisetas y líalas como en el GIF. Increíble. También puedes poner toallitas aromatizadas para que cuando llegues a tu destino la ropa huela como si acabaras de lavarla.

3. La chaqueta que más ocupe, llévala puesta

Este es el truco más viejo cuando se trata de hacer maletas o más bien cerrarlas. Puede que de calor, pero en tu destino no te va a molestar. La ropa que más te ocupe llévala puesta. Lo mismo se aplica si tienes problemas con el peso de tu maleta, lo que más pese, llévalo encima.

4. Bolsas, imprescindibles.

Llevar una o dos bolsas siempre viene bien por si tienes que meter ropa sucia y no quieres que su hedor o suciedad se pegue a la limpia. (Recuerda las toallitas del punto 2).

5. Protege bien el portátil o la tablet al hacer la maleta

Si finalmente has decidido llevar el portátil en la maleta para facturar, que sepas que tienes un par de huevos bien puestos. Pero si por cualquier cosa es inevitable, hazlo protegiendo todas las esquinas. En los aeropuertos tratan fatal las maletas, se golpean, ser rozan, se caen… un desastre. Asegúrate que tus objetos están bien protegidos ante estos accidentes intencionados.

6. Líquidos.

Jejeje, comenzar un viaje con crema solar por toda la ropa de la maleta no es nada recomendable, lo digo por experiencia. Aunque uses bolsas de cerrado hermético, nunca está demás forrar con fill de cocina los botes que tengan más facilidad de abrirse al ser presionados por lo que comentaba en el punto anterior.

7. Documentos de identificación y visas.

Los documentos originales llévalos encima durante los desplazamientos. Haz copias y mételas en todas tus maletas, de manera que si hubiera cualquier pérdida aún se va a hacer más fácil localizarlas.

8. Tu plan B es tu maleta de mano

Más de un viajero ha comenzado su viaje con pie izquierdo perdiendo la maleta en el aeropuerto. Esto puede pasar y hay que estar preparados. En raras ocasiones la maleta no aparece… pero esto también puede pasar. Así que asegúrate de que tienes todo lo necesario para sobrevivir los primeros días en tu maleta de mano. Ya sabes a lo que me refiero: Divide la ropa interior mitad en una y mitad en otra XD.

9. Allá donde vas también hay tiendas

Tampoco te agobies por llevar de todo. Ten en cuenta que el mundo está globalizado y seguro que van a tener gomina al otro lado del planeta… Bueno, mejor infórmate antes porque depende de donde vayas.

10. Seguridad ante todo

Hace unos días publiqué una entrada sobre seguridad, uno de los tips fue que le pusieras un candado a la mochila para ir con más tranquilidad.

11. Si eres un obseso u obsesa de los conjuntos, usa una gama de colores similar para todo lo que metas en la maleta.

Cuanto más puedas combinar con menos cantidad de ropa, mejor.

Hacer la maleta es muy sencillo siguiendo estos consejos. El verdadero problema es cerrarla cuando vuelves de tu destino… pero ahí si que no te voy a ayudar. El único consejo es que aprietes fuerte y confíes en que la cremallera no reviente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *